Hologramas y falsogramas

Tras haber finalizado mis estudios en fotónica y haber creado un holograma digital yo mismo, le tengo al término HOLOGRAMA y HOLOGRAFIA un respeto enorme, conociendo en carnes propias las limitaciones de esta tecnología surgida en modo de ‘elefante blanco’ de los estudios del húngaro Dennis Gábor a finales de los 40, mientras buscaba algo distinto a sus investigaciones en microscopía.
Últimamente me estoy tropezando con noticias, y no sólo noticias sino también «empresas», que hacen «hologramas» para eventos y demás circos. Pongo entre comillas «empresas» porque dicen que hacen «hologramas» y eso es más falso que un duro sevillano, y por tanto no les daría demasiada credibilidad en sus actividades si no saben ni cuáles son los productos que ofrecen o, peor aun, si a sabiendas, estafan al cliente dando gato por liebre en un alarde de ingenioso marketing, digno de un iluminado del más allá.

Primero que estudien qué es un holograma y luego que lo nombren de forma adecuada. Podrían usar por ejemplo el término «planogramas», «reflectogramas» o «falsogramas», que serían términos mucho más exactos para lo que hacen.
Aquí un link a uno de los principios técnicos de los «falsogramas» que el 99% de empresas que dicen que hacen hologramas, son capaces de hacer realmente.
No apunto sólo a España; una empresa tan reputada como AVConcepts/Digital Domain en EE.UU. ha lanzado una línea de servicio que consiste en resucitar a cantantes difuntos mediante técnicas CGI y de la mal llamada «holografía», que por supuesto no es tal.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=TGbrFmPBV0Y]

PD: conozco 3 empresas y varios centros de I+D/universidades que sí que saben lo que es un holograma y los hacen. El estado del arte aun no se está al nivel tecnológico mínimo para llegar a lo que muestran esos «falsogramas» resultones.

Deja una respuesta